Este nuevo edificio está inscrito en la red urbana del XX redondeo de París. Se trata de un proyecto multidimensional que consiste en la construcción de una guardería con 66 plazas y una oficina de alojamiento al nivel superior.

Este tipo de establecimiento relacionado con la infancia presenta algunas limitaciones acústicas específicas. Las soluciones propuestas requieren la conciliación del aislamiento y el confort acústico con una garantía de protección infantil (sistema de anti-captura de dedos en las puertas).

Otra cuestión importante de este proyecto es la distribución de los locales “sensibles” como los dormitorios y, por otra parte, los locales ruidosos como las salas de máquinas. Este tema requiere de un estudio minucioso para conseguir el confort acústico deseado.