El teatro intercomunal de Montélimar fue construido a finales del siglo XIX.

Su rehabilitación se centra principalmente en los acabados y equipamiento interior del edificio existente, con el objetivo de ampliar su capacidad, modernizarlo y adaptarlo a los requerimientos actuales y proyectados de un programa de espectáculos variados para a una capacidad media de 435 a 450 asientos, manteniendo el espíritu de los teatros “à la italienne”.